La remada en el surf

Los surfistas nos mantenemos mucho más tiempo remando sobre la tabla que en la propia ola. Por lo mismo si queremos mejorar nuestro surf, necesitamos coger más olas, si quieremos coger más olas, necesitamos tener una excelente remada, entonces lo que tenemos que hacer es enfocarnos en nuestra técnica a la hora de remar en nuestra tabla de surf.

En el surf existen tres tipos de remada: la remada recuperatoria, la remada de posicionamiento o remontada y la remada de toma de ola:

1- Remada recuperatoria: F.C baja, amplitud media.
2- Remada de posicionamiento o remontada: F.C media, amplitud alta.
3- Toma de la ola F.C alta, amplitud baja. Aplica mentón.

Una vez que conocemos los ritmos de remada es importante tener en cuenta los siguientes consejos para una optima remada en el surf:

Timing o Ritmo: permanece frente a la ola, así que posiciónate correctamente y comienza a remar antes. Tan pronto como sientas que la ola te lleva aplica una remada de fuerte lo que se consideraría una remada de toma de ola. Recuerda que cuanto más rápida sea la ola, más rápido necesitas remar.

Posición en la tabla: encuentra tu punto de equilibrio en la tabla. No te posiciones demasiado atrás ya que la Nose o nariz se levantara y empujaras mas agua. Si te posicionas muy adelante, tu tabla se hundirá. Trata de no inclinar tu cuerpo ni demasiado a la izquierda ni demasiado a la derecha, mantente equilibrado y trata de mantener el equilibrio en tu tabla.

No utilices los dos brazos: al remar necesitas una velocidad constante. Si remas con ambos brazos, perderás momentáneamente el impulso y la velocidad. Cuando haces un remo doble, te moverás hacia adelante y luego disminuirás la velocidad. La técnica ideal para remar es como la de estilo libre de natación.

Relájate: cuando remes, asegúrate de no estar tenso y estresado, relaja tus hombros y no tenses tus músculos faciales. Inhala por la nariz y concéntrate en tu remada.

Brazadas largas y suaves: extiende completamente el brazo, sumérgelo profundamente y asegúrate de completar el movimiento hasta tus muslos. Intenta realizar movimientos largos y suaves en lugar de rápidos y bruscos.

Brazadas profundas: no remes sobre la superficie del mar, lo que tienes que hacer es extender tu brazo completamente dentro del agua. Mantén los brazos lo más cerca posible a tu tabla.

Manos relajadas: relaja las manos y mantén un pequeño el espacio entre tus dedos, no separes mucho ni fuerces los dedos para juntarlos. Intenta no doblar demasiado la muñeca.

Entrada y salida del agua de forma suave: salpica lo menos posible a en la entrada y no salpiques agua al final de la remada, se desperdicia energía. Lo que quieres es mantener una salida suave del agua sin generar movimientos o turbulencias.

Mantén los pies juntos: no arrastres los pies en el agua, esto perturba el flujo de la tabla. Mantén tus pies juntos y recuéstate de manera uniforme y equilibrada alineado con el alma de la tabla.

No te balancees de lado a lado: intenta minimizar cualquier movimiento de lado a lado. Intenta mantener tu cuerpo inmóvil en la tabla y deja que tus hombros y brazos hagan todo. No te balancees demasiado de un lado a otro y mantén tu cabeza sin realizar movimientos bruscos.

Recordemos siempre que en el surf como en otros deportes la constancia es fundamental para lograr el resultado que deseamos alcanzar,

Esta web utiliza Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.    Ver Política de cookies